El mundo está lleno de situaciones irritantes, y las redes sociales han ayudado un poco a amplificar nuestras quejas, costumbre en la que muchos de nosotros hemos caído más de alguna vez. Observar la situación desde distintos ángulos puede ayudarnos a hacernos conscientes de nuestra responsabilidad en lo que nos “toca” (elegimos) vivir, e ir integrando y transmutando cualquier situación negativa que aparezca en nuestras vidas.

 

MALAS CARAS
A todos nos ha pasado llegar a un lugar y que nos encontremos con una persona que te saluda mirando para otro lado…
Considera que:
a) Es altamente probable que le caigas mal a esta persona y quiere evitarte a toda costa (lo obvio, ¿no?). No se puede ser “monedita de oro”, ¡así que considera ir a otra parte!
b) No se siente bien y ¡por ningún motivo quiere que te des cuenta!. Intenta no tomarte su reacción como algo personal. Hay personas que les toma tiempo sentir confianza en otros.
c) Es muy tímid@ y claramente si te ve de repente, te evitará. Las personas poco hábiles socialmente suelen ser mal interpretadas, así que relájate un poco y no pienses que su actitud tiene relación con algo negativo hacia ti. Mejor sonríe y habla de cualquier cosa, con eso también calmarás su ansiedad.

 

CELOS, CELOS Y MÁS CELOS

Tú estás en medio de una dieta estricta, con full ejercicio físico, y si bien has bajado un par de kilos, aún no te sientes que has logrado tu meta. Bueno, vas por la calle y te encuentras con una amiga que siempre ha sido delgada, y decides cruzar la calle para esquivarla.
Esto es lo que tal vez no ves:
a) En realidad la única persona que está tan pendiente de cómo te ves, eres tú misma. Todo gira en torno a ti, ¡pero existe el mundo allá afuera!
b) La flaca que esquivaste, se siente aliviada porque la corroe la envidia por tus súper curvas, que le recuerdan lo poco sexy que es.
c) Eres tan superficial como un hombre cabeza hueca que mira a las mujeres como objeto. Intenta valorarte por cómo eres, para que los demás también lo hagan.

 

SITUACIONES CONFUSAS Y ENGAÑOS

Estás teniendo serias sospechas de que tu pareja te engaña…
Tal vez no te has fijado en que:
a) Crees que el problema es una supuesta infidelidad, cuando en realidad sabes que el amor entre ustedes se ha ido apagando hace algún tiempo ya. Mejor asume tu responsabilidad en la mala calidad de tu relación, antes de que algo externo te abra los ojos.
b) No te ha ido muy bien últimamente, y como tu autoestima tambalea, crees que eres una seria candidata para el abandono. Estás aferrada, y ni sabes ya qué sientes por la otra persona, porque en lo único que piensas, es en el miedo que te da quedarte sola. Tienes mucho que descubrir y construir para tu vida. Date una oportunidad.
c) Hace mucho tiempo que tu pareja te pone los cuernos, y ya era hora que le hicieras frente a esta situación. Aunque puede ser bastante doloroso, esta es una clara señal de que estás creciendo y que ya estás lista para alguien que te valore de verdad.

 

PÉRDIDAS ECONÓMICAS
“Se me va todo mi sueldo del mes muy rápido, y no sé bien en qué.”
Pon atención a esto:
a) Estás full ansiosa y gastas como si no existiese un mañana. Busca serenarte haciendo alguna actividad física, ojalá al aire libre.
b) Se está produciendo algún cambio en tu vida que no estás asimilando bien, por lo que inconscientemente buscas seguridad en el mundo material, comprando cosas. Intenta tener una franca conversación con tus seres queridos acerca de tus miedos.
c) Tienes una tendencia superficial que no te permite darle el valor real a las cosas que posees. Si observas los ciclos naturales te darás cuenta en todo el tiempo que le toma a un árbol crecer, o cuánto tiempo demora en dar su primer fruto. Desarrolla el respeto hacia la naturaleza, porque el mundo material en que estamos, deriva de ahí.

 

MAL AMBIENTE LABORAL
“El ambiente en mi trabajo es sumamente tóxico , paso todo el tiempo con estrés.”

Considera esto:
a) Un mal ambiente laboral es sinónimo de mucha insatisfacción, no sólo tuya, sino que también de todos tus compañeros y jefes. ¿Sabes con qué está lidiando cada uno en su vida personal?. Ábrete a conversar, y fomenta la empatía.
b) Te has estado resistiendo al cambio, porque sabes perfectamente que hace mucho rato que no aprendes nada nuevo dónde estás. Asume tu responsabilidad en buscar un mejor lugar para desarrollarte como mereces.
c) Puede que tus problemas personales y tu mala cara en la oficina, sean mal interpretados por quienes trabajan contigo. Pon atención a las señales que emites, quizás hay algo en tu actitud que está generando más mala onda, en vez de crear espacios para el encuentro.

 

¿Se te ocurre alguna otra situación?… Puedes dejármela en los comentarios o mandar un mail con tus dudas a sanandokarma@gmail.com

 

Texto por Liz R.Rey