Según psiquiatra Takeo Doi, el concepto de Amae se trata de estar en armonía con los demás y poder depender de ellos como un niño podría depender de sus padres

.

El nivel de “capricho” que puede traer consigo dicho comportamiento, parece irrelevante para quienes disfrutan del mimo, tanto como los que se sienten valiosos al darlo.

En nuestra cultura occidental, nos es más difícil aceptar la validez del “regaloneo”, sin embargo existe un inmenso beneficio en quienes lo practican, ya que refuerza lazos, calma y por sobre todo, permite que las personas demuestren y den afecto a quienes aman.

El amor disfrazado de “dependencia” en su justa medida, genera apego, así como tambien, nos permite vivir entrelazados afectivamente despojándonos de nuestra “armadura”, y llevándonos a experimentar aquella inocencia sentimental que nos acompañó cuando niños .