Familia: la integración de energías

Cuando observamos nuestra Carta Astral podemos identificar una variedad de energías que pululan a través del tiempo. Una información exquisita y danzante, que nos ayuda a interiorizarnos, tanto en nosotros mismos, como en los demás.
Nuestra Familia, sean parientes de sangre o no, es el lazo sentimental/afectivo más importante en nuestras vidas, y el que analizaremos el día de hoy.

Es importante recalcar que más que identificar características buenas o malas, buscaremos algunas maneras de entender cómo lidiar con la energía familiar que nos haya tocado (o como algunos dicen, hayamos elegido).

 

Las Familias de Signos de Agua

Fuertes y dramáticas suelen ser las familias con Escorpión dominante. Aquellas que se saben poderosas, y que pueden llevarnos al límite, si es que intentamos mostrarnos como individuos únicos dentro de ella.
Su energía es básicamente intensa.
Pueden existir muchas pruebas para esta familia, pero también muchas ganancias físicas y espirituales. Juegan a un todo o nada constantemente.
Y así como pueden destruirse, también pueden volver a recomponerse con rapidez y eficacia. ¡Y vaya que pueden hacerlo!, pues la ambición por poder económico y prestigio es muy fuerte.  Si es que pierden en alguno de éstos ámbitos, sólo será por un corto tiempo, pues tienen el don de dominar a otros, y la intuición necesaria para salir a flote.

Por otra parte, las familias Escorpión no olvidan con facilidad un desaire o una traición. Son de agua, así que son ultra sensibles. Pero no por ello son débiles. Jamás podrás manipularlas, son ellas las que te manipularan a ti.

 

También están las súper unidas familias Cáncer, que tienen la gracia de empoderarse a través de sus fuertes e indestructibles lazos.
Son estas las familias preferidas de muchos, donde la buena comida y la compañía no faltan. El problema reside aquí, cuando uno de los integrantes del grupo es tan sensible a sus propios estados emocionales y psíquicos, que no es capaz de empatizar con lo que le ocurre al de al lado.
Esto puede ser bastante demoledor para una familia tan emotiva como ésta, porque comienzan a verse afectados cada uno, como si fueran las piezas de un dominó imparable. Todos se ven afectados por el otro, en una cadena de lamentos que es difícil de parar, y que puede culminar en el aislamiento y la depresión de sus integrantes.

Por otra parte para estas familias, son las figuras femeninas las más importantes, a las que veneran y protegen como nadie.
Si se mantiene unida, esta familia es imparable. Pueden lograr mucho, pues saben  que son más fuertes gracias al respeto que sienten por sus ancestros.

 

Las familias Piscis son bastante especiales. Sus hogares pueden ser preciosos y únicos, como llenos de una magia encantadora y atrayente, en dónde la imaginación de cada uno parece estar plasmada en cada objeto que la decora. Eso si, esto sólo ocurre si esta familia está bien, porque si sus energías están desarmonizadas, pueden ser hogares llenos de caos. Similar a las habitaciones de drogadictos en las que sus rincones se llenan de desechos y basura, como simbolizando todas aquellas cosas a las que los Piscis se aferran, pero que ya no les sirven.

Sus anhelos más grandes como hogar, son convertirse en un refugio para descansar de este “mundo cruel” en el que han encarnado. Así que entre sus integrantes, suele existir una telepatía bastante poderosa, que les avisa si alguno está en peligro.
También pueden ser familias ultra religiosas, en el afán de protegerse de la negatividad de este plano, y por lo mismo, volverse bastante culposas, buscando liberarse de sus pecados.

Estas familias necesitan sanar a través de lo mágico, como el arte y el mundo inconsciente, pues para ellos, todos estos simbolismos cobran sentido en sus mentes y permiten una mejor relación con ellos mismos.
En la tranquilidad son capaces de percibir realidades escondidas mucho antes de percatarse ellos mismos de qué realmente se trata, pues captan energías instantáneamente, sin alcanzar a llevarlas primero a la conciencia. Esto puede ser un tanto peligroso para ellos, porque pueden absorber demasiada energía psíquica en muy poco tiempo, lo que los des-energiza, e incluso puede llegar a provocarles enfermedades.

 

*Para conocer cómo es la energía de tu familia, solicita la Lectura de tu Carta Astral a:

sanandokarma@gmail.com

 

 

Texto por Liz R.Rey