Estamos en plena energía de Luna Llena. Con la fuerza mental de Géminis, que necesita captarlo todo, aunque esta vez parece abrirse un

pequeño espacio para su a veces, mécanico entendimiento, con un atisbo de razonamiento más global.

Puede ser que hayan encajado ciertas piezas. Que una verdad ya se aburrió de golpear a nuestra puerta, y simplemente entró.

Gémenis está nervioso. La verdad lo desconcierta y desolusiona un poco. Sin embargo, seguirá buscando una “explicación” razonable un tiempo más, trabajo que será tarea de Mercurio Retrógrado…