pexels-photo-medium

 

La Luna Llena de Virgo es la expresión de la energía material, equilibrada por el místico Piscis. Si bien las Lunas Llenas siempre pueden generar cierta tensión, son también exaltación. En esta cúspide energética del mes podemos llegar a tornarnos algo críticos e hipersensibles, como si necesitáramos poner todo en orden, arreglar situaciones o identificar al menos, todo lo que consideramos ya no nos sirve. Sin embargo, el Sol alojado en Piscis nos hace sentir algo nebulosos, como si una parte de nosotros estuviera diluida, incapaz de sentir certeza absoluta acerca de esos ansiados cambios. Claro, Piscis no es un signo de razonamiento, ni mucho menos de materializar, Piscis es intuición, sueños, el inconsciente.

Es recomendable para esta Luna Llena:

– Ordenar, limpiar.

– Botar cosas, situaciones que ya no nos sean útiles.

– Meditar.

– Anotar y analizar los sueños. Pueden llegar muy claros y útiles mensajes.

– Poner atención a las intuiciones.

– No comer, ni beber en demasía. Cualquier comida pesada, el alcohol o drogas, tendrán un efecto mucho más potente durante esta Luna.

 

Cada Luna Llena es un peak energético que podemos usar a nuestro favor, que nos muestra y nos permite recibir parte de los frutos generados durante la última Luna Nueva.

Es bueno recordar que todos estamos vibrando con La Tierra, y es por ello que cada uno de nosotros está siendo afectado por sus procesos.

 

(Para conocer más acerca de cómo te afecta esta Luna Llena, consulta por la lectura de tu Carta Astral a sanandokarma@gmail.com)

 

Texto por Liz R.Rey